Inicio / Casas / Reforma de cocinas: Pautas

Reforma de cocinas: Pautas

Reforma de cocinas

A grandes males, pequeños remedios. ¿No era así? Sea o no éste el refrán, os diremos que en esta ocasión lo aplicaremos así, concretamente centrado en el tema de las cocinas. Si nuestra cocina está en mala o malísimas condiciones, un buen remedio será la remodelación de la misma, esto es, la reforma de cocinas.

A pesar de lo que nos pueda parecer, muchas veces un gran cambio no es la solución, y modificando pequeños detalles podemos obtener el resultado buscado. No obstante, en otras ocasiones lo que precisamos es una reforma más específica e íntegra.

  1. Determina tus necesidades: En cualquiera de los casos, lo primero que debemos hacer antes de cualquier reforma de cocinas es determinar las necesidades reales que tenemos. Para conseguir la cocina más adecuada es preciso que sepamos qué necesitamos y qué queremos. No es lo mismo una cocina que se usará solo los fines de semana, a otra en la que se cocinará todos los días. Debemos decidir si la dejaremos cerrada, o bien a modo de cocina americana abierta al salón, con espacio para comer y cenar, o no…
  1. Dibuja un plano con la distribución: Como es lógico cada cual quiere la cocina de su sueño, pero con los pies en la tierra debemos ser realistas, tendremos la cocina que el espacio nos permita tener. Previo a toda reforma de concinas, debemos medir bien para saber con qué espacio contaremos, teniendo en cuenta todas las tomas eléctricas y de agua, marcándolas en nuestro plano. Si nuestra cocina es estrecha y alargada lo conveniente será que pongamos muebles solo en un frente. Si por el contrario es rectangular y amplia, podremos disponer el mobiliario en ambos lados de la cocina, en las paredes enfrentadas, incluso podemos instalar muebles hasta el techo para conseguir así más espacio de almacenaje. Si por el contrario nuestra cocina tiene planta cuadrada o rectangular, lo más recomendable es que dispongamos el mobiliario en forma de “L”, o en el caso de que los metros lo permitan en forma de “U”. Contando con el espacio suficiente, una península o una isla son muy útiles para aprovechar el espacio del centro.
  1. Asigna las zonas conforme la función: Para que una cocina sea funcional y esté bien organizada, deberemos tener en cuenta el llamado “triángulo de trabajo”: zona de lavado, zona de cocción y zona de almacenaje. En cada una de estas zonas pondremos suficiente zona de apoyo. Con ello evitaremos desplazamientos innecesarios y consecuentemente pérdida de tiempo.
  1. Renueva todas las instalaciones. A pesar de que queráis evitar el “Ya que…” típico de todas las obras, en este caso no lo hagáis, ya que estáis, renovar todas las instalaciones, de este modo evitaréis obras futuras. Tened en cuenta que unas tuberías con más de 25 años deben ser renovadas, de la misma manera que el sistema eléctrico.
  1. Mobiliario: Aunque nos suponga un desembolso económico mayor, elegiremos muebles de gran calidad. Debemos tener en cuenta que la cocina tiene mucho desgaste, por lo que un mobiliario mediocre lejos de suponernos un ahorro, implicará que tengamos que sustituirlo de nuevo en un corto espacio de tiempo.
  1. Cocina ergonómica. Antes de colocar el mobiliario, debemos tener en cuenta nuestra comodidad y para ello diseñaremos una cocina ergonómica. Pondremos los armarios a una distancia no más elevada de 1.40 metros de suelo, y las encimeras a una altura de entre 85 cm y 90 cm. Para no interrumpir los desplazamientos trataremos que la distancia entre las distintas zonas del triángulo de trabajo no sea inferior a 2 metros ni supere los 6 metros. En el caso de que instalemos una isla, deberíamos dejar unos 90 centímetros alrededor, facilitando así además de los movimientos la correcta apertura de las puertas.

1 comentario

  1. Muy interesantes las pautas para la reforma de la cocina. Lo más importante es tener claro todo lo que se debe reformar y tener los puntos básicos en orden.

Deja una respuesta

Tu eMail no será publicado.Los campos requeridos están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba